domingo, 10 de mayo de 2009

Inciso.

No me gusta que la gente a la que no le presto atención sí que gaste su tiempo en prestármela a mí, con ese grado de infantilidad, premeditación y alevosía.

(A lo mejor es que su tiempo es muy poco valioso.)


Ahora sí, ahora es el momento.